La magia milenaria del Perú, transformada en la mejor calidad de baby alpaca